Aproximación a la obra Finis Mundi

La escritora Laura Gallego es muy popular dentro y fuera de España. De hecho, es una de las referencias en la narrativa enfocada a jóvenes y adolescentes. Su obra Finis Mundi ha vendido muchísimo pero está plagada de errores. ¿Te parece sorprendente? Entonces lee este artículo.

Tiempo de lectura: 10 minutos.

Objetivo: señalar los errores presentes en la obra Finis Mundi.

Introducción 

La obra se enmarca en el año 997 DC. Las características sociales y lingüísticas de esta época son muy particulares. Recordemos dos puntos que son importantes. La Ilustración y el Renacimiento quedan muy lejos de este período, pero sobre todo, el papel que juega el ser humano es secundario porque estamos en presencia de un mundo teocéntrico, en el que predomina como eje y centro del universo, la figura de Dios. El ser humano se encuentra relegado a un mero servidor de los designios divinos. Este período se caracteriza por el dominio del pensamiento subjetivo. Los fantasmas, las brujas, los duendes y los demonios no necesitan presentación, forman parte de la realidad. Dicho esto, pasemos a analizar la obra.

Problemas de estilo 

Todos los manuales de estilo desaconsejan el uso de términos generales como "cosa" o "algo". Son términos imprecisos que son considerados un vicio del estilo.  A pesar de esto, muchísimos autores de renombre los utilizan hasta la saciedad. A continuación señalo los más utilizados por la escritora.

Michel se quedó solo en un rincón, consciente de que estaba algo fuera de lugar… Pp-40.

El juglar lanzó una exclamación ahogada, gruñó algo y trató de… Pp-75.

—Ahora eres tú el que cacarea —comentó Michel con una sonrisa, pero mostrándose algo incómodo—. Pp-95.

Michel dio un respingo, se puso pálido y balbuceó algo. Pp-183.

Michel decidió que debía hacer algo. Pp-186.

Mattius gruñó algo. Pp-115.

Si eliminamos “algo” la prosa no sufre en lo absoluto, todo lo contrario, gana.

Corrección

Michel se quedó solo en un rincón, consciente de que estaba […] fuera de lugar… Pp-40

El juglar lanzó una exclamación ahogada y tras varios gruñidos trató de… Pp-75.

—Ahora eres tú el que cacarea —comentó Michel con una sonrisa a medias que dejaba traslucir su incomodidad. Pp-95.

Michel dio un respingo, se puso pálido y balbuceó un par de palabras. Pp-183.

Michel decidió que debía enfrentarse a. Pp-186.

Mattius gruñó. Pp-115.

Pobreza de lenguaje

En narrativa es lícito repetir vocablos siempre y cuando el contexto de la obra lo justifique. Observa los siguientes errores.

Michel se despertó de madrugada sobresaltado; en su confusión, distinguió los ladridos del perro, y se incorporó parpadeando. A la tenue luz de la luna que entraba por la ventana distinguió cuatro… Pp-57.

Observaciones.

Distinguió es utilizado dos veces en el mismo párrafo, en una de ellas es un error. Se puede distinguir los ladridos de un perro de otros ruidos pero la autora no lo explicita. Es decir, es correcto escribir: distinguió los ladridos del perro en medio de los ruidos…

En este folio, (pp-74) la autora repitió 11 veces el auxiliar había, reproduzco un fragmento.

…la fiesta había proseguido en la taberna hasta mucho después del anochecer. Incluso Mattius se había dejado llevar por la alegría de la celebración; sólo Michel había permanecido aparte, serio.

Se levantó lentamente. Habían tenido suerte con la posada; a pesar de que en los últimos tiempos había gente que daba crédito… Pp-74

Uso del diálogo

La muchacha se acercó de nuevo, para limpiar la mesa. Mattius la llamó.

—Oye…

—Lucía.

—Oye, Lucía. Has dicho que ese hombre nos vigilaba. ¿Le conoces?

Lo correcto.

—Oye… Lucía. Oye, Lucía. Has dicho que ese hombre nos vigilaba. ¿Le conoces?

Redundancia

La posadera ahogó una exclamación consternada mientras su marido, rezongando por lo bajo, asestó un estacazo al atacante herido, como para rematarlo. La posadera le entregó la vela… Pp-59.

La frase: como para rematarlo es una redundancia.

Errores en la caracterización de los personajes (vocabulario utilizado)

Todos tenemos que madurar algún día. Pp-12.

De modo que repostas aquí antes de iniciar un largo viaje. Pp-31.

Eso es secreto profesional —replicó el juglar… Pp-51

Mattius comprendió de pronto: no era un veneno, sino una especie de suero de la verdad. Pp-190.

Los términos reportar, madurar,  secreto profesional o suero de la verdad son más propios del siglo XX o XXI. Al leer estos términos la ficción sufre notablemente. Leamos un fragmento del escritor Maeso de la Torre, observa cómo utiliza el lenguaje.

“…Tras pagar el pontazgo a un pendenciero recaudador que los examinó por si estaban enfermos de la plaga, cruzaron el puente de piedra de Besalú, burgo de notoria fábrica, que recortaba su pétrea traza en el hialino cielo azul. Entraban y salían viandantes y caballerías que denotaban la riqueza de la capital condal…”.

Fragmento Pp-62. El sello del algebrista

Jesús Maeso de la Torre.

Resumen 

En favor de la obra podemos alegar que está escrita con un estilo ágil que ha sabido captar la atención de muchísimos lectores. La intención con este trabajo no es atacar a la autora sino mostrar los puntos flacos de su trabajo. Pero concentrémonos en lo que es de verdad importante, acabas de apreciar los errores presentes en el trabajo de un autora muy popular. Esto significa que ser escritor y ser popular no significa en modo alguno que los autores sean genios.

Con esfuerzo y tesón es posible conquistar las cumbres más altas. Necesitas, eso sí, trabajar en la adquisición y el perfeccionamiento de habilidades para evitar cometer errores que echan por tierra la escritura de una novela.

Referencia

Obra. Finis Mundi. Autora: Laura Gallego. Editorial Barco de Vapor. Primera edición: mayo 1999.

¿Ya hiciste el test de escritura creativa? 

Con este test mediremos tus habilidades escriturales. Al final tendrás una visión muy ajustada de tu dominio del idioma. ¿Te apuntas?

Guía para crear inicios memorables

Gratis

Utiliza estos 9 consejos para escribir inicios memorables 

 

4 consejos para triunfar como escritor

Gratis

El ABC que necesita todo escritor para impulsar su carrera

He leído y acepto los términos de la Política de Privacidad y la Política de Cookies de Ray Bolívar Sosa, por tanto, doy mi consentimiento expreso para el tratamiento de datos personales de acuerdo a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).