Cómo elegir el título de una novela, siete consejos

Cómo elegir el título de una novela Siete consejos

Ray Bolívar 

¿Tienes una novela terminada y no sabes qué título ponerle? ¿El título de tu novela no te gusta lo suficiente? Este es un problema común que aqueja a muchos narradores. Es mucho más frecuente de lo que parece a primera vista. En este artículo te daré claves para elegir títulos excepcionales que conecten de inmediato con el lector. Si estás buscando consejos para escribir una novela excepcional entonces revisa este enlace

Títulos para una historia

¿Los mejores títulos para una historia nacen de la inspiración o no? Si eres un escritor habituado a escribir puede que no tengas elección. A veces es necesario cambiar los hábitos para obtener resultados diferentes. Seguro que esto te suena así que no seguiré por ahí.

Lo primero es aceptar que necesitas revisar tu sistema para ponerle título a tus obras. Incluso Hemingway, con su vasta experiencia utilizaba un sistema que le permitía manejarse con soltura una vez que terminaba la obra. Pero empecemos por el principio.

¿Qué es el título? 

El título de un libro resume la esencia de una obra. Dostoievski lo ilustró muy bien en Crimen y Castigo. La obra refleja el crimen de Raskolnikov y el castigo que recibe. Pero no basta con definir un título que englobe el concepto del texto. También es necesario que despierte la curiosidad del lector y lo obligue a iniciar la lectura.

Títulos originales, sugerentes y elegantes

El título debe ser original y muy sugerente así que necesitas conocer muy bien la obra y trasmitir el mensaje adecuado. En El Amante de Lady chatterley el autor se decanta por un título que inicia al lector en la lectura. Todos sabemos las connotaciones implícitas en la palabra “amante”. El término adquiere mucha más relevancia si reflexionamos sobre las características de la sociedad inglesa de principios del siglo XX.

Crea títulos enigmáticos 

Mucho más cercano en el tiempo, Patrick Süskind, se decanta por un título enigmático que no permite entrever los vericuetos de su obra. Los lectores pueden fabular alrededor de El perfume pero no conseguirán acercarse al verdadero contenido del texto. Es un título abierto y enigmático cuya fuerza radica precisamente en la ambigüedad utilizada por el autor. Melville se auxilia de la misma argucia cuando titula a su obra maestra Moby Dick y Thomas Mann hace lo propio con Las cabezas trocadas. Lo común en cada uno de estos títulos es su capacidad para despertar la curiosidad del lector, ¿quién es Mobi Dick? ¿Qué significa cabezas trocadas? ¿De qué trata el perfume?

Cómo elegir el mejor título para un libro 

Por lo pronto, hemos definido un par de puntos que merecen nuestra atención. El título debe despertar la curiosidad ante todo y además, debe ser original pero ¿cómo lo conseguimos? ¿De qué manera logramos que el título de un texto sea original? Ha llovido mucho desde el siglo XV. Se cuentan por millares las obras producidas. En más de una ocasión los grandes títulos ya han sido utilizados por otros autores. Yo mismo me horroricé una tarde cuando descubrí que uno de mis títulos había sido utilizado por un escritor ruso del siglo XIX. Ante esto ¿qué podemos hacer?

Qué hacer cuando el título lo tiene otra obra pero te gusta mucho 

La respuesta es mucho más fácil de lo que parece a simple vista. Si el autor no es muy reconocido puedes utilizar el mismo título. Otra opción es seguir trabajando para encontrar un título más adecuado y aquí es cuando interviene la técnica.

Hemingway invertía un gran esfuerzo en los títulos de sus obras. Su cuento Los asesinos o Las Nieves del Kilimanjaro no son fruto del destino ni de la inspiración sino de la técnica. Para él era muy importante finalizar la obra. Si el título no surgía durante el proceso de creación, al finalizar la escritura, escribía pacientemente en un folio alrededor de cien títulos. Luego procedía a tachar uno a uno hasta encontrar el adecuado.

Cómo elegir el título de una novela

No obstante, si la obra se ha trabajado correctamente y el lector ha profundizado en el meollo de la cuestión, en la situación conflictiva, es muy probable que el título surja durante el proceso creativo. La mayoría de las veces nace como una idea imprecisa que no somos capaces de concretar. Lo usual en esos casos es dar vueltas y probar con este o aquel título hasta que acertamos o nos damos por vencidos.

Lo que más ayuda al autor para elegir el título de su novela 

Lo que más ayuda a un autor, a mi juicio, es comprender la estructura del texto creado a un nivel profundo. Conocer las motivaciones por las que se desencadena este o aquel conflicto suele ayudar a identificar una pepita de oro en el profundo mar del lenguaje. Sobre todo cuando nos encontramos ante un paisaje árido cubierto de rocas que entorpecen nuestra elección.

Dominar el tema y comprender el mensaje suelen actuar como un detonante muy efectivo. No es necesario que te atormentes desde el principio por encontrar el título perfecto. Recuerda que el estrés limita tu capacidad creativa así que mantén controlada la ansiedad.

Títulos que son frases

En los últimos años varios autores se han lanzado a utilizar títulos más alejados de la tradición. Por ejemplo, Megan Maxwell no tiene reparos en utilizar Pídeme lo que quieras con notable éxito. Federico Moccia no se devana los sesos, estos son algunos de sus títulos: Carolina se enamora, Esta noche dime que me quieres o Perdona pero quiero casarme contigo.

Antonio Mercero utiliza El caso de las japonesas muertas. Un título que tampoco deja mucho espacio a la imaginación pero que funciona. Este tipo de títulos ofrecen más pistas de las usuales hasta el punto de permitir que nos asomemos a la trama o a su posible desenlace.

En realidad la técnica utilizada, muy a tono con los tiempos que corren, nos sumerge de un tirón en la historia. Es como si el escritor levantara la falda de la historia con mucho tiento y a suficiente distancia como para que el lector se sienta intrigado.

Consejos para elegir el título de una novela siete consejos

Hemos revisado, sin ánimo de catequizar, varios consejos para elegir el título de una novela, Siete consejos que te serán de mucha ayuda. No olvides que los títulos deben ser sugerentes y originales. La técnica de Hemingway es muy sólida para encontrar títulos apropiados pero la técnica más efectiva, a mi juicio, es entender profundamente los vericuetos de tu obra, las motivaciones de los personajes y el conflicto. No olvides que el estrés es un enemigo del proceso creativo y que tus títulos pueden ser enigmáticos, sugerentes o tan claros como el agua. La decisión es tuya.

¿Tienes problemas con tu novela? Prueba este curso

Técnicas narrativas, ejercicios, tutor, correcciones

Recomendada4 Lo RecomiendoPublicado en consejos a escritores

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ya hiciste el test de escritura creativa? 

Con este test mediremos tus habilidades escriturales. Al final tendrás una visión muy ajustada de tu dominio del idioma. ¿Te apuntas?

Guía para crear inicios memorables

Gratis

Utiliza estos 9 consejos para escribir inicios memorables 

 

4 consejos para triunfar como escritor

Gratis

El ABC que necesita todo escritor para impulsar su carrera

He leído y acepto los términos de la Política de Privacidad y la Política de Cookies de Ray Bolívar Sosa, por tanto, doy mi consentimiento expreso para el tratamiento de datos personales de acuerdo a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).