El éxito incluye estos 3 ingredientes, ¡utilízalos con inteligencia!

El éxito incluye estos 3 ingredientes, ¡utilízalos con inteligencia!

Ray Bolívar 

¿Qué es el éxito para ti y qué significa triunfar? El concepto cambia según la persona que responda. Para unos será convertirse en un escritor popular, otros, los más modestos, aspirarán a escribir una novela decorosa o a ser publicados por una editorial. Nos desvivimos día tras día por alcanzar nuestras metas, vivimos soñando con una realidad que no existe y que es muy probable que no llegue a menos que tomemos las riendas de nuestra vida y la dirijamos hacia el lugar que nos interesa. ¿Se trata de triunfar o morir o triunfar y vivir? ¿Con cuál de estos planteamientos nos quedamos? Y mucho más importante, ¿en serio quieres ser escritor o escribir apenas es un pasatiempo? El éxito incluye tres ingredientes que necesitas explotar, en este post explico qué hacer para lograr tus objetivos.

¿De verdad piensas que escribir es tan sencillo como coser y cantar? 

Si estás de acuerdo con el planteamiento anterior tengo malas noticias para ti. ¡Despierta! Escribir no es fácil, las matemáticas, la poesía y la escritura son actividades complejas que exigen un gran nivel de abstracción y mucha dedicación. ¿Recuerdas el tiempo que invertiste, cuando eras niño, en aprender el abecedario? Y luego, cuando creciste lo suficiente, digamos en 6 de primaria, ¿crees que en 6 de primaria tu escritura era superior a la de 4 grado? ¿Qué pensaría un profesor universitario de los trabajos de sus alumnos de primero de carrera?

La vida es evolución  y escribir también 

La vida es un proceso de evolución constante, ese es el único principio inmutable, la vida es cambio y esto implica muchísimos dolores de cabeza. Los escritores precisan no solo la habilidad técnica para cautivar a sus lectores, también se les exige que respondan a los retos del momento, que sean capaces de deconstruir la realidad y organizarla de una manera única, personalísima.

Si encuentras una actividad más compleja y entretenida que esta por favor házmelo saber porque escribir, a veces, es una auténtica locura; nos sentimos desprotegidos, no sabemos qué camino tomar ni dónde concentrar la energía para lograr nuestros propósitos. Entonces aparece un amigo indeseable, el mayordomo de la tristeza,  comúnmente conocido como desaliento. Enseguida hablaré del desaliento pero antes te quiero contar una historia excepcional.

Escritores, resiliencia y éxito 

En 1947, el boxeador Jake LaMotta más conocido como Toro salvaje se dejó ganar por Billy Fox. La pelea estaba amañada desde el principio, La Motta sufrió las consecuencias de su decisión durante muchos años. Eran tiempos difíciles, el mundo del boxeo en Estados Unidos estaba dominado por la mafia, era muy difícil llegar a las grandes ligas, ya no se trataba únicamente de la habilidad pugilística, se necesitaba un empujón para concertar grandes peleas y lograr la difusión necesaria.

LaMotta había trabajado muy duro para ser el campeón y no lo conseguía. Todas las puertas para concertar grandes contratos se cerraban ante él, una detrás de otra así que tomó una decisión trascendental, accedió a participar en una pelea amañada con la condición de que más adelante, la mafia le proporcionara la posibilidad de pelear con el campeón mundial de los pesos medianos, el francés Marcel Cerdan. LaMotta ganó la pelea en el décimo asalto y fue coronado campeón del mundo.

Cuando nadie cree en ti y tú sigues aferrado a la idea de ser escritor 

Jake LaMotta tenía debilidades como pugilista, siempre tuvo dificultades con el peso, era demasiado pequeño para la división de los pesos medios, jamás tuvo una pegada fuerte y lo más importante, el estilo que utilizaba, golpeando siempre en la corta distancia, lo obligaba a recibir muchísimos golpes en cada pelea. Es decir, el suyo era un estilo kamikaze.  Aun así, se impuso a estas carencias con trabajo duro. Así que la próxima vez que te digan que no tienes talento o que tu obra no es lo suficientemente buena sabes lo que debes hacer.

La vida de LaMotta posee suficientes enseñanzas como para crear el manual del vencedor auténtico. La primera regla estaría basada en su devoción al trabajo duro. Jake LaMotta se impuso trabajar duro hasta ser el mejor. Ese era su objetivo y fue lo que consiguió, no descansó hasta ser el campeón de su división. A pesar de las dudas generadas en su entorno fue capaz de sobreponerse a las carencias aprovechando sus fortalezas.

Adaptarse al cambio o morir 

A lo largo de su carrera sufrió duros reveses que supo aprovechar. Una de las peculiaridades de este atleta fue su capacidad para adaptarse al cambio. Lidió con muchísimos fracasos a lo largo de su vida y nunca tiró la toalla. Por ejemplo, al año y medio de ganar el título lo perdió ante Sugar Ray en una pelea que fue considerada una masacre, recibió tanto castigo que se le llamó La masacre de San Valentín. Después de esta pelea su carrera pugilista entró en declive.

A raíz de ganar el campeonato su vida privada se convirtió en un verdadero caos. Tras retirarse, compró un club que perdió en 1958. Varios años más tarde, en febrero de 1998, su hijo mayor muere en un accidente de avión. Pocos meses después, en septiembre de ese mismo, año fallece su hijo menor, Joseph LaMotta, en otro accidente aéreo.

Sin embargo, entre 1958 y 1998 LaMotta se reinventa en varias ocasiones. Trabaja como comediante en un bar, escribe no uno sino varios libros, ¿te suena? Y finalmente consigue introducirse en el mundo de Hollywood, eso sin contar que participa en más de 15 películas y que se mantuvo activo impartiendo charlas y presentaciones de sus libros hasta poco tiempo antes de morir.

El éxito de la película Toro Salvaje, basada en su biografía, lo ayudó a reforzar su marca personal y a difundir su mensaje, pero este boxeador tenía algo más que no venden en la esquina, tenía alma de guerrero, un condimento que escasea en nuestros días. A pesar de las carencias estaba convencido de que su destino era convertirse en un gran campeón y lo fue.

Conclusiones 

Hoy lo recordamos por su gran capacidad de lucha y porque fue capaz de perseguir su sueño una y otra vez, así es como nacen los mitos. Se crean a partir de personas comunes que son capaces de convertir lo extraordinario en una actitud cotidiana, la actitud de triunfar a pesar de todo y de todos.

La semana próxima seguiré con el segundo punto, hasta entonces reflexiona sobre este campeón y aprende de él.

Nos vemos.

Ray

¿Tienes problemas con tu novela? Prueba este curso

Técnicas narrativas, ejercicios, tutor, correcciones

Recomendada3 Lo RecomiendoPublicado en consejos a escritores

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

4 consejos para triunfar como escritor

Gratis

El ABC que necesita todo escritor para impulsar su carrera

Guía para crear inicios memorables

Gratis

Utiliza estos 9 consejos para escribir inicios memorables 

¿Ya hiciste el test de escritura creativa? 

Con este test mediremos tus habilidades escriturales. Al final tendrás una visión muy ajustada de tu dominio del idioma. ¿Te apuntas?

He leído y acepto los términos de la Política de Privacidad y la Política de Cookies de Ray Bolívar Sosa, por tanto, doy mi consentimiento expreso para el tratamiento de datos personales de acuerdo a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).