Escribir en tiempos de Coronavirus

Escribir en tiempos de Coronavirus

Ray Bolívar 

Sí, lo sé. La pandemia desatada por el Coronavirus ha puesto patas arribas nuestro mundo. No es posible salir de casa, la economía está sufriendo y con ella el bolsillo de los trabajadores, los canales de televisión inundan las redes de noticias desalentadoras y los ciudadanos más irresponsables protagonizan noticias escandalosas al salir a pasear perros de juguete, etc.

España, Italia y Norteamérica están sufriendo con especial intensidad la arremetida de la pandemia. En medio de tanta adversidad es necesario guardar un espacio para la esperanza y jugar nuestras cartas con sabiduría, no es el final de la vida ni el principio de la extinción. Es un cambio trascendental que debemos aprender a aprovechar. En el artículo de hoy hablo de los pasos que debes dar para adaptarte al cambio y renacer. Nunca antes has tenido más cerca la oportunidad de ser escritor. Sigue leyendo y deja tu mensaje al final.

Diecisiete instantes de una primavera

La primavera este año será diferente. No porque las flores huelan de un modo distinto. Tal vez porque el amor ha cambiado de estación o quizás porque los dioses nos han abandonado. Un avión surca el cielo. Es raro, ahora que hemos cerrado el espacio aéreo, escuchar el sonido de una nave que despega rumbo a Europa.

Todavía en Cuba podemos salir a realizar gestiones imprescindibles. Pienso en los amigos que dejé en Madrid. Me cuentan que las calles están desiertas. Debido al encierro  algunas personas empiezan a experimentar claustrofobia. Un amigo de veinte y nueve años está enfermo y otra compañera teme ir al hospital. Sigue en casa tras varios días con fiebre.

A veces los políticos nos decepcionan, o casi siempre, o siempre…

Los políticos hablan y hablan sin cesar en vez de resolver la situación. La pandemia sigue cabalgando con soltura por sobre la ciudad más hermosa de la tierra y lo único que se me ocurre es una palabra, esperanza.

Necesitamos barrer la tristeza y airear nuestra alma. No basta con pedir con todas nuestras fuerzas que cese la guerra, es necesario trabajar desde nuestro rincón y desterrar las quejas inútiles, debemos adaptarnos y aprovechar las oportunidades que nos ofrece la nueva situación así que empieza por aceptar que las reglas del juego han cambiado y sé una parte activa del cambio. Empieza por hacerte responsable de tus acciones.

Las reglas del juego han cambiado, ¿ahora qué? 

¿Te vas a quedar en casa quejándote todo el tiempo o vas a realizar acciones concretas? El teletrabajo se está implantando a velocidad de vértigo. Ahorrarás entre 1 o 2 horas diarias en desplazamientos. ¿Qué vas a hacer con ese tiempo? ¿Piensas dedicarle más tiempo a la escritura o te sumergirás en la lectura?

¿Te han despedido? duele pero no es el final del mundo

Ahí afuera hay un montón de oportunidades que están esperando por nosotros. Si te han despedido o tu empresa está en problemas reconsidera tu posición. Evalúa la opción de realizar un curso online. Analiza tus fortalezas y debilidades, quizá es hora de cambiar de profesión. Las crisis siempre llegan acompañadas de grandes oportunidades, eres tú quien decide en qué lado de la balanza estarás.

¿Quieres colaborar pero no eres médico?

Por estos días hay mucha gente que en vez de quejarse escribe cartas a los enfermos que están solos en los hospitales. ¿Qué te parece brindar consuelo de esta manera? Sé que es un paso modesto, pero tan humano que te animo a escribir no una sino dos, tres cartas a la semana. Demuestra a los demás tu entrega y tu pasión con lo mejor que sabes hacer, escribir. Envía tus cartas a este email cartas.venceremos.covid19@gmail.com Si quieres enviar tu mensaje a través de una web haz clic aquí.

Escribir en tiempos de Coronavirus

No necesitas una excusa para escribir. La literatura está hecha de dolor y tristeza. Lo que alimenta el motor de los escritores, el meollo que se encuentra en las grandes obras no habla de la felicidad ni de los éxitos humanos, habla de los grandes conflictos que han sacudido a la humanidad.

Si no has escrito en mucho tiempo y ahora tienes la posibilidad no lo pienses. Escribe del Coronavirus o de los políticos, escribe de tu vida, del amor en tiempos difíciles o de la muerte, de esas muertes que por estos días llenan de luto nuestras calles y nos hacen replantearnos el sentido de nuestras vidas. Si eres escritor haz lo que tengas que hacer para ayudar a los demás, pero por favor escribe porque escribir también es una hermosa manera de ser libres y de liberar a los demás, mientras llega otra vez la primavera.

Otros emails para enviar cartas

  • Ramón y Cajal: covidryc@gmail.com
  • Clínico San Carlos: apoyoclinicosancarlos@gmail.com
  • La Paz: unidosenlacuarentena@gmail.com
  • Alcorcón: cartashospitalalcorcon@gmail.com
  • Gregorio Marañón: apoyocovid.HGUGM@gmail.com
  • Severo Ochoa: juntoscontraelcovid@gmail.com y venceremos.covid19@gmail.com
  • 12 de Octubre: esperoquetemejores@gmail.com
  • Infanta Leonor: covid.vallecas@gmail.com
  • Puerta de Hierro: coronapuertadehierro@gmail.com
  • Hospital Regional de Málaga: unidosvenceremos.cartas@gmail.com

¿Tienes problemas con tu novela? Prueba este curso

Técnicas narrativas, ejercicios, tutor, correcciones

Recomendada3 Lo RecomiendoPublicado en consejos a escritores

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

4 consejos para triunfar como escritor

Gratis

El ABC que necesita todo escritor para impulsar su carrera

Guía para crear inicios memorables

Gratis

Utiliza estos 9 consejos para escribir inicios memorables 

¿Ya hiciste el test de escritura creativa? 

Con este test mediremos tus habilidades escriturales. Al final tendrás una visión muy ajustada de tu dominio del idioma. ¿Te apuntas?

He leído y acepto los términos de la Política de Privacidad y la Política de Cookies de Ray Bolívar Sosa, por tanto, doy mi consentimiento expreso para el tratamiento de datos personales de acuerdo a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).