Evita estos 9 errores al escribir una novela

Evita estos 9 errores al escribir una novela

Ray Bolívar 

Escribir una gran historia es un verdadero reto. A veces no importa la dedicación que pongas en realizar la tarea, simplemente la historia no sale como esperábamos y esto es un verdadero dolor de cabeza para los autores porque se sienten perdidos y desalentados. Hoy comparto 9 errores de principiante que debes evitar para que la historia fluya.

El inicio, lo que nunca debes hacer

Evita los principios blandos y explicativos. Ser morboso tampoco es una opción ni caer en el sentimentalismo. Existen más de cien maneras de arrancar una historia, pero solo una es la apropiada para tu texto, el resto son salidas en falso.

Es harto conocido que un gran inicio debe tener un gancho para capturar al lector. Esta fórmula es antiquísima y funciona, pero ¿en serio crees que esto es todo? En La insoportable levedad del ser Milán Kundera ofrece un ejemplo de lo quiero decir. Su inicio dinamita las estructuras conocidas, juega con el lector y esto lo convierte en un mago, en el arquitecto de la obra porque ha superado las reglas. Esa es su manera de romper las fronteras de lo cotidiano, así es como rompe las expectativas de los lectores y genera nuevas interrogantes.

Los personajes

Olvida la definición de planos o redondos. Este conocimiento es meramente orientativo. Te servirá para empezar, pero no para crear personajes de carne y hueso capaces de conmover y emocionar. Necesitas entender el alma humana y eso demanda capacidad de observación y curiosidad. Un personaje debe rezumar vida y eso solo se consigue si eres capaz de comprender, de un vistazo, la mayor virtud o el principal defecto de un ser humano. Caracterizar es revelar a través de acciones el mundo interior del individuo y esto requiere concentración.

Prisas y más prisas 

A veces reviso novelas con una excelente trama que desgraciadamente son un verdadero horror porque están mal escritas. Y no me refiero solo al aspecto ortográfico, influye la habilidad narrativa del escritor, su pericia para hilvanar la historia y crear situaciones, entre otros muchos factores.  

Cada historia necesita su tiempo de maduración. Escribir más rápido te hará un flaco favor. En serio, tómate el tiempo necesario para definir los diálogos y las situaciones, no se trata de escribir más rápido sino de escribir una historia excepcional.  

El clímax y el final 

La obra no está terminada hasta que encuentras el final perfecto. Mientras esto no ocurra irás dando tumbos con finales de medio pelo que no satisfarán al lector. Si el clímax es importante para el lector un gran final es el equivalente al clímax multiplicado por cien porque se unen dos condiciones, además del efecto conseguido, la pena natural que experimenta el lector ante la finalización de la obra, la bajada del telón.

Un final, por fuerza, necesita ser grande. Los grandes finales suelen ser conmovedores y a veces lacrimógenos, para que esto ocurra debe estar conectado con el clímax. Aprende a conectar tus finales con el clímax y crearás finales excepcionales

La redacción y la corrección

La revisión es una nueva oportunidad que la obra te ofrece para aprovechar los espacios vacíos, los errores silenciados por la trama y la euforia de los primeros días. Una vez que superes el entusiasmo inicial empieza a leer con el detector de porquería activado (Hemingway prefiere llamarlo el detector de mierda, yo soy menos atrevido). Revisar no es corregir los errores ortográficos, supone analizar de manera concienzuda la obra a todos los niveles en busca de incoherencias. Corregir también equivale a repensar la obra y por supuesto, a enriquecerla.

El lector y la crítica 

En ningún caso te recomiendo ser complaciente con el lector o la crítica. La obra del escritor es su territorio y debe sentirse a gusto en sus dominios. Juega con el lenguaje, sé irreverente y haz soñar a los lectores y al mundo con tu visión, de lo contrario te convertirás en un engranaje más de la maquinaria del mercado. Puedes tener en cuenta a los lectores, pero cuida tus principios, este consejo te mantendrá a salvo de muchas tentaciones.

 Los grandes creadores también fueron grandes reformadores y eso significa que necesitas estar comprometido con tu arte y con tu visión de la realidad. El arte es arte o es mierda (la frase es de Portinari). Seguir las tendencias o el gusto del público no te ayudará a escribir mejor. No obstante, como casi todo en la vida, es una elección personal.

¿Tienes problemas con tu novela? Prueba este curso

Técnicas narrativas, ejercicios, tutor, correcciones

Recommended5 recommendationsPublished in consejos a escritores

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Seguro que quieres irte? Te invito a unirte al taller de escritura
Es gratis y tiene una antigüedad de 3 años
*Odio el spam, puedes darte de baja cuando quieras
Inscribirme
No gracias
Ray Bolívar
Profesor y escritor
CURSO DE NOVELA
Escribe una novela única
INCLUYE TALLERES PRÁCTICOS
Clases por videoconferencia
Tutor, ejercicios, correcciones
VER CURSO
CURSO DE NOVELA
Escribe una novela única
INCLUYE TALLERES PRÁCTICOS
Clases por videoconferencia
Tutor, ejercicios, correcciones
VER CURSO
¿Tienes las habilidades para ser escritor?
¿Ya hiciste el test de escritura?
Empieza el test
¿Tienes las habilidades para ser escritor?
¿Ya hiciste el test de escritura?
Empieza el test
Solo para comentarte que si sigues navegando entendemos que aceptas la política de cookies.
Hola, Usamos cookies
Ok gracias
Or
Powered by MasterPopups
Solo para comentarte que si sigues navegando entendemos que aceptas la política de cookies.
Hola, Usamos cookies